May 19, 2022

Cultura organizacional: ¿qué es y cómo aplicarla?

Descubre de qué se trata la cultura organizacional y por qué es importante tenerla y, sobre todo, aplicarla si trabajas en una empresa o una organización.

Introducción

¿Alguna vez te preguntaste qué es lo que puede hacer tan especial un espacio de trabajo? ¿Qué permite a un ser humano sentirse identificado con el lugar en el que trabaja?

La respuesta a ambas preguntas es única: se llama cultura organizacional, y hoy día es uno de los aspectos más importantes que una empresa debe desarrollar si quiere conectar con los empleados y los clientes. 

En este artículo te enterarás de todo lo que hay que saber sobre culturas organizacionales, y cómo su aplicación te garantizará éxito dentro de tu compañía.

¿Qué es cultura organizacional?

La cultura organizacional, también conocida como cultura empresarial o corporativa, puede verse como el sistema de valores, creencias, ideas y formas de actuar que constituyen el núcleo de una organización empresarial. Esto quiere decir que todos los miembros de dicha organización, incluyendo a su junta directiva, siguen un patrón de comportamientos y actitudes que se adhieren a ese sistema.

Así como las culturas de las sociedades no están escritas ni reglamentadas, la cultura organizacional es un modelo implícito de operar y de trabajar que se va transmitiendo de generación en generación de empleados. Cada empresa tiene sus propios elementos, como historias, anécdotas, leyendas y actos ceremoniosos que la hacen única. 

La cultura organizacional es un pilar fundamental en la empresa, ya que fomenta en sus empleados un sentido de identidad y pertenencia, lo cual, a su vez, genera un mayor compromiso y productividad de parte de ellos. 

Debe destacarse que algunas empresas han definido culturas tan fuertes y arraigadas que no son capaces de adaptarse a los cambios y, por lo tanto, no tienen la posibilidad de evolucionar. 

Es importante resaltar que todas las culturas empresariales parten de una estrategia empresarial y unos objetivos económicos. Es en función de ello que se van desarrollando valores culturales que complementan y sustentan los valores estratégicos

Independientemente de qué elementos integran una cultura empresarial, tenerla ofrece ventajas evidentes, tales como: 

  • El logro de sus propósitos de forma más eficiente y ordenada.
  • Tener un equipo de trabajo estable, capaz de incentivarse los unos a los otros.
  • La existencia de un espacio donde la innovación es bien recibida.
  • Los empleados tienen mayor autonomía y libertad.

Funciones de la cultura organizacional

Una cultura organizacional cumple diversas funciones dentro de una empresa. A continuación, te mencionamos las más importantes:

Distinguirse de otras empresas

Es función de la empresa planificar y definir una cultura lo suficientemente representativa, coherente, convincente y atractiva, de modo que pueda reclutar profesionales que puedan aportar al alcance de sus objetivos.

Definir una identidad

Sin un conjunto de valores y creencias, es imposible establecer un vínculo entre el empleado y la empresa. Definir un sentido de pertenencia e identidad es una de las tareas principales de la cultura organizacional, pues fomenta la retribución del trabajador en forma de compromiso, responsabilidad y eficiencia. 

Priorizar el interés colectivo 

Por encima de la competitividad y de los deseos de destacar que tenga un empleado, la cultura organizacional debe lograr que el trabajador sienta un deber por el cumplimiento de los objetivos de la empresa, prevaleciendo siempre el trabajo en equipo y el interés colectivo

Generar estabilidad en el sistema social

Esto implica hacer que el empleado se sienta seguro, valioso y con acceso a los recursos para cumplir con su trabajo, sea cual sea la posición que ocupe en la empresa. 

Servir de modelo de comportamiento

La cultura organizacional puede ser vista también como una guía que contiene los comportamientos, así como formas de pensar y sentir, más importantes en la empresa.

Elementos de la cultura organizacional

Para entender cómo desarrollar una cultura organizacional es preciso conocer los distintos rasgos que la caracterizan. Aquí te describimos los elementos más importantes:

Filosofía

Es la columna vertebral de una empresa y, a partir de ella, se sustenta cómo y por qué una empresa debe tener determinados valores culturales.

Misión

Describe los objetivos de la organización, así como las acciones que pretende seguir para lograrlos.

Visión

Se diferencia de la misión porque refleja los propósitos de la empresa a futuro, el potencial a desarrollar y el impacto que se logrará con ello.

Valores

Los valores son los estándares que, basados en la filosofía empresarial, caracterizan el pensar y el actuar en una empresa. Ejemplos de valores empresariales son el compromiso, la integridad y la responsabilidad.

Ambiente empresarial

Está determinado por cómo es la relación entre los empleados dentro de la empresa. Idealmente, esto generará un lugar de trabajo sano.

Sentido de identidad

Es lo que permite que los empleados se sientan identificados con el sistema de valores y de creencias de la empresa y, de esa forma, se sientan representados por esta.

Normas, reglas o lineamientos

Permiten que la empresa sancione desobediencias o comportamientos inadecuados. 

Estructura 

Es el esquema organizacional de una empresa y conlleva a la formación de un sistema social. Según los principios de la cultura organizacional, cada empleado tiene una posición importante en el funcionamiento de este sistema.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

Tipos de cultura organizacional

No existe un solo modelo de cultura organizacional, por eso es necesario que comprendas que hay varios tipos. A continuación, te los describimos:

Orientada al poder

Su objetivo principal es posicionar a la empresa en el mercado como una de las mejores. En ese sentido, cada uno de sus esfuerzos están orientados hacia el desarrollo del máximo potencial de cada área y/o departamento que compone a la empresa. El empleado importa, pero el cliente aún más.

La competitividad en este tipo de cultura alcanza su máximo, y demanda de cada empleado sea altamente eficaz en la toma de decisiones que permitan a la empresa tener una ventaja sobre las demás, así eso signifique correr riesgos o saltarse algunas reglas. 

Orientada a las normas

En este tipo de cultura empresarial, las normas y protocolos están para cumplirse al pie de la letra. Quien decida no seguirlas, recibirá las sanciones que amerite el caso. El fundamento de esta cultura es que, si las acciones se llevan a cabo de la manera correcta, entonces el resultado no puede ser otro que el éxito.

Orientada a los resultados

Las empresas con este tipo de cultura tienen como fin último cumplir con sus metas de la manera más eficiente posible, mediante un proceso de trabajo que no genere pérdidas ni gastos extras.

Orientada a las personas

El ambiente laboral en estas culturas empresariales suele ser el más positivo. Esto se debe a que sus valores están orientados hacia la integración, comprensión y comunicación efectiva entre cada uno de sus empleados, así como al fomento del trabajo en equipo y el desarrollo de la creatividad. Aquí el empleado es el eje alrededor del cual funciona la empresa.

Cómo se aplica la cultura organizacional

Para poder desarrollar una cultura organizacional, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

1. Contratar a los empleados

Son los empleados los que, independientemente del tipo de cultura organizacional, harán el trabajo y permitirán a la empresa el cumplimiento de sus objetivos. En ese sentido, es importante que el equipo de recursos humanos analice los valores compartidos entre la empresa y el posible empleado.

2. Generar la cooperación

El buen liderazgo empresarial es capaz de desarrollar un ambiente laboral equilibrado. Resulta vital, entonces, proveer los espacios y los recursos para que exista el apoyo e incentivo en los equipos de trabajo, sin favoritismos, y enfocándose en los intereses colectivos de la empresa.

3. Alinear la misión, la visión y los valores

Es necesario que exista coherencia entre los valores de la empresa con sus objetivos y propósitos. De lo contrario, los empleados no verán solidez y credibilidad en esa cultura empresarial, y no sentirán motivación para actuar de acuerdo con ella.

4. Conocer las opiniones

Se resalta la individualidad, pero no porque se favorezca a un empleado sobre otro, sino porque se tienen los espacios para escuchar y valorar las ideas y cualquier otra contribución que puedan hacer nuevos empleados al crecimiento de la empresa.

5. Abrirse al cambio

Tener una cultura organizacional fuerte no tiene que ser sinónimo de resistencia a los cambios. Al contrario, será más fuerte aquella que sepa adaptarlos y aprovecharlos para su crecimiento.

6. Invierte

Si quieres mantener fresca la imagen de una empresa, invertir en el fortalecimiento de su cultura corporativa es una necesidad. Publicítala y crea los espacios para darla a conocer, explicar sus fundamentos y así aumentar su alcance e impacto en el público.

Importancia de la cultura organizacional

Una empresa con un comportamiento organizacional claramente establecido es importante porque fomenta la armonía y optimización del trabajo, ya que existe un conjunto de valores compartidos que orientan a los empleados en una misma dirección.

Así mismo, tener definida una cultura organizacional permite detectar con facilidad deficiencias que pueden afectar el ritmo normal de trabajo. En ese sentido, ya que existe el clima laboral para ello, la cultura corporativa hace posible que los grupos de trabajo y las reuniones que ayuden en la resolución de problemas entre los miembros de una organización o con la empresa misma.

Ejemplos de cultura organizacional

Aquí te mencionamos los ejemplos más sobresalientes de culturas organizacionales en el mundo:

Coca-Cola

Es la empresa que fabrica la bebida más consumida del mundo, así que no sorprende que se encuentre como modelo de cultura organizacional. Los valores de Coca-Cola son principalmente la creatividad, la integridad, la pasión y la responsabilidad, y aspira a ser una empresa cada vez más directa, diversa, inclusiva y transparente.

Google

Su bandera es la innovación tecnológica. No es para menos, ya que se trata de una de las empresas con mayor peso en el área de las tecnologías informativas

Con el propósito de propiciar nuevas ideas y proyectos a beneficio del acceso público a la información, Google crea un ambiente empresarial con todas las comodidades. Además, les brinda a sus empleados los recursos que permiten el desarrollo de su creatividad e ingenio, dándoles así responsabilidad, pero también la libertad de hacer realidad sus propuestas.

Spotify 

Es un ejemplo de empresa con una cultura empresarial que se adapta a los cambios. Con la llegada de la pandemia, enfatizó el desarrollo de la modalidad de trabajo flexible, lo que permitió a su equipo de desarrolladores trabajar desde la comodidad de sus casas. 

Se destaca de Spotify la importancia que brinda a las nuevas herramientas de conexión y comunicación, además de que también apuesta por la innovación y la autonomía de sus empleados.

Amazon

Parte de la cultura de Amazon está orientada hacia el poder, pues busca mejorar cada día la visibilidad y valoración positiva que le dan sus clientes. Para fortalecer este aspecto, Amazon desarrolló una forma de trabajo que analiza la experiencia del usuario con su producto y, a partir de allí, redefine sus acciones o busca innovar y llegar a soluciones creativas.

Twitter

El valor de la cultura organizacional de Twitter, al ser una empresa líder en el área comunicacional, tiene mucho que ver con que es un tipo de cultura orientada hacia las personas. Es decir, su foco está orientado hacia sus empleados y en la convivencia y en la comunicación efectiva que hay entre ellos, sin importar su nacionalidad, el idioma o la distancia.

Netflix

Actualmente, Netflix es uno de los gigantes del entretenimiento por streaming. Parte de su valor como empresa es su marcada cultura organizacional rebelde, caracterizada por la independencia que se les otorga a sus empleados en la toma de decisiones, en un ambiente laboral divertido, creativo y colaborativo. Es, en definitiva, un ejemplo de cultura organizacional orientada a las personas.

Disney

La experiencia del cliente, para Disney, encabeza la lista de las prioridades de la compañía. Esta destaca por la atención minuciosa a cada detalle que pueda afectar, tanto positiva como negativamente, la percepción del cliente.

Ahora que tienes todos los conocimientos sobre una cultura organizacional, hay mucho más contenido relevante que vale la pena leer, si deseas desarrollarte en un ambiente laboral maravilloso. ¡Sigue explorando el blog de Not Boring Jobs para más contenido!

Conclusiones

Bibliografía

Suscríbete a nuestro newsletter

Keep learning

Newsletter
Get great insight from our expert team.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
By signing up you agree to our Terms & Conditions