May 19, 2022

10 habilidades de comunicación que debes potenciar para tu desarrollo personal

Conoce cuáles son las habilidades comunicativas básicas y cómo ponerlas en práctica para ser un mejor comunicador.

Introducción

La comunicación es uno de los fundamentos de la sociedad. El ser humano aprende a  comunicarse desde que es un bebé y sus padres te enseñan las primeras palabras y poco a poco, con sus enseñanzas y la del mundo en el que crece, va adquiriendo capacidades para expresarse.

No importa en el ambiente que te encuentres, laboral, personal o académico, saber comunicar tus ideas y ser buen oyente, es esencial para el buen convivir. Sin embargo, no siempre desarrollamos buenas habilidades de comunicación, y, contrario a lo que quieres, la forma en la que hablas puede ocasionar, aunque no sea tu intención, conflictos y malos entendidos.

Seas o no bueno en la comunicación, en este artículo te describimos con detalle cuáles son las competencias comunicativas que van a mejorar y potenciar tu capacidad para expresarte. Prepara papel y lápiz para que anotes y des el primer paso para poner en práctica cada una de ellas.

¿Qué son las habilidades comunicativas?

Las habilidades comunicativas son aquellas que te permiten transmitir y recibir información de manera efectiva. Alguien con estas capacidades es capaz de entender y hacerse entender al momento de interactuar con las personas, ya sea a través de una conversación cara a cara, a través de un correo electrónico o las redes sociales, o, incluso, a través de una simple expresión facial.

La importancia de adquirir estas habilidades radica principalmente en el bienestar que te genera y en tus relaciones interpersonales. Una comunicación deficiente puede crear frustraciones y malos entendidos en tus interacciones sociales, con tus compañeros de trabajo o amigos, lo cual puede afectar tu autoestima y bienestar general.

Un buen proceso de comunicación incluye cuatro puntos claves: escuchar, observar, empatizar y hablar. En la siguiente sección, verás cómo cada uno de estos influye en el desarrollo de una comunicación eficaz.

Las 10 habilidades comunicativas básicas

Al escuchar habilidades comunicativas es natural que pensemos que solo se trata de hablar con un tono de voz adecuado, una pronunciación impecable y una gramática correcta, ya sea por escrito o de forma oral. La realidad es que, si bien todos estos aspectos son importantes, las habilidades comunicativas van más allá de ello. 

A continuación te describimos las diez habilidades comunicativas básicas que debes dominar para ser un buen comunicador: 

Escucha activa

Tener esta habilidad implica prestar atención, con tus cinco sentidos, a la persona que se está comunicando contigo. Al escuchar activamente, debes evitar distracciones, como revisar el teléfono celular mientras la persona te habla.

Para ejercitar esta habilidad debes enfocarte en lo que dice la persona, clarificar con esta en caso de que no hayas comprendido lo que te comunicó, y asegurarte de que efectivamente vas entendiendo haciendo uso del parafraseo, es decir, explicar brevemente, luego de que la persona concluyó,  lo que te ha dicho. Por ejemplo, puedes preguntar a tu hablante «Lo que acabas de decir significa...?».

La escucha activa permite que haya entendimiento y comprensión en la comunicación, y es una forma de desarrollar la inteligencia emocional. Es importante que recuerdes que no es lo mismo escuchar activamente que oír.

Empatía

Seguramente ya has escuchado la frase «hay que ponerse en los zapatos de los demás», y precisamente con ello tiene que ver la empatía, con buscar comprender las emociones y sentimientos de la persona que te habla, las situaciones y las razones que la llevaron a sentirse de una forma determinada.

La empatía es importante porque, aunque no estés de acuerdo con la forma de pensar de una persona, te permite relacionarte con más sensibilidad y gentileza con ella, valores que refuerzan una buena comunicación y entendimiento. 

Estarás siendo empático cuando le hagas saber a la persona que te habla que comprendes su situación y sentimientos. Por ejemplo, si un amigo te comenta que se siente triste por alguna razón, puedes demostrar empatía con una frase tan simple como «entiendo por qué te sientes así. Puedes hablar conmigo de esto si quieres.»

Asertividad

Dar la información que queremos comunicar de forma clara y concisa, respetuosa y amable, honesta y segura, de eso se trata la asertividad. Puede ser de las habilidades que más cuestan, especialmente cuando se trata de expresar necesidades, reclamos o decisiones sin ofender a los demás o sonar impositivo. 

Si eres de los que se les complica ser asertivo, es importante que entiendas que estás en tu derecho de decir, con educación, qué quieres, qué piensas y cómo quieres que algo se realice.  Gracias a la asertividad, podrás ahorrarte malos entendidos y malos ratos.

Puedes poner en práctica esta habilidad, por ejemplo, cuando tus compañeros del trabajo te están invitando a un bar al salir el trabajo, pero tú quieres decir que no porque estás cansado y quieres irte a tu casa. Un «gracias por la invitación, pero estoy agotado y quiero ir a casa» bastará para comunicar tu deseo.

Validación emocional

Puede confundirse con la empatía, pero realmente es una habilidad que la complementa, y viceversa. A través de la validación emocional, afirmamos y reconocemos las emociones y sentimientos de una persona, en lugar de minimizarlos, negarlos o juzgarlos negativamente. Por eso es también una de las habilidades sociales más importantes.

La validación emocional no significa que comprendas con exactitud cómo se siente una persona, pues cada quien vive sus emociones de manera diferente y única, pero sí es aceptar, sin juzgar ni criticar, que las emociones de esa persona existen y no son una exageración o invento. Un sencillo «Lo que estás sintiendo ahorita es válido y no debes apenarte» es una gran muestra de validación emocional.

Contacto visual y lenguaje corporal

Es común pensar que la importancia del mensaje que se quiere comunicar radica únicamente en el contenido de este, o, lo que es lo mismo, la comunicación verbal. Sin embargo, se sabe, gracias a distintos estudios, que al momento de transmitir un mensaje de manera efectiva el mayor peso recae en el lenguaje corporal y contacto visual. 

Comunicar, entonces, no se trata solo de palabras, sino también de lo que te dice la expresión facial, las miradas y posturas corporales. Así, al momento de comunicar un mensaje, es importante que la parte verbal sea coherente con la no verbal, porque de esa forma reforzamos la comunicación. Esto lo puedes practicar haciendo consciente tus posturas y gestos al momento de hablar.

Lenguaje verbal

Transmitir un mensaje de manera efectiva no solo es cuestión de seleccionar las palabras correctas, sino decirlas con la entonación y la pronunciación adecuada, adaptándose al ambiente en el cual se da la comunicación. Por ejemplo, si hablas en un auditorio con muchas personas, o si solo es una conversación con un grupo de amigos.

También es importante que evites el uso de muletillas y que tu mensaje tenga un inicio, desarrollo y final para que el oyente no pierda el hilo en lo que tratas de comunicar y pueda comprender cada parte de este.

Resolución de conflictos

Los conflictos a veces son inevitables y no siempre serán por nuestra cuenta. Sin embargo, seamos o no causa directa de malos entendidos, es fundamental saber cómo afrontarlos y resolverlos en lugar de ignorarlos, pues de ser así, el problema se seguirá presentando sin llegar nunca a una solución.

La habilidad de resolver conflictos pasa primero por ser respetuoso y escuchar activamente a las personas involucradas y sus puntos de vista. Luego de haber escuchado y validado los motivos del conflicto, es importante mostrarse calmado, respetuoso y abierto a una solución que sea del beneficio de ambas partes involucradas. 

La habilidad de resolver conflictos resulta especialmente útil cuando hay desacuerdos en equipos de trabajo y en la toma de decisiones relevantes.

Comunicación escrita

No siempre va a existir la posibilidad de la comunicación oral. A veces te va a tocar comunicar un mensaje de forma escrita, ya sea por un corto mensaje de texto, un correo electrónico o redactar una carta de postulación. 

Sin importar lo largo o corto del mensaje, es fundamental que tengas un dominio de la escritura para que puedas darte a entender a tu lector, así como también de las tecnologías digitales que te permiten este tipo de comunicación.

Practicar la comunicación escrita implica hacer uso correctos de los signos de puntuación y de acentuación, prestar atención a la gramática y usar palabras que estén adaptadas a la persona que te estará leyendo, evitando con ello ser pedante o condescendiente.

Persuasión 

Es de las herramientas más útiles. La habilidad de persuadir con la comunicación consiste en generar un diálogo que pueda convencer al oyente de una idea. Puede ser, por ejemplo, usar tus habilidades de lenguaje verbal y no verbal para convencer a alguien de que adquiera un producto o servicio que ofreces. 

Cuando utilizas esta habilidad, debes procurar que tu intención no se confunda con la manipulación. Para ello, debes tener criterio ético y hablar de forma clara, con hechos demostrados y argumentos que soportan la idea que quieres presentar o el producto que quieres vender. 

Credibilidad

La credibilidad es una habilidad que te permite demostrar confianza, seguridad y autoridad en el mensaje que quieres transmitir para que así el oyente pueda recibir e interpretar adecuadamente tu mensaje

Para mostrar credibilidad, debe haber concordancia entre tu lenguaje corporal y verbal, debes usar un tono de voz adecuado al público al que hablas, hacer contacto visual y mostrarte confiado en que la información que estás compartiendo es certera y la comprendes. Por ejemplo, la credibilidad es especialmente necesaria al momento de una entrevista de trabajo, para demostrar por qué eres indicado para el puesto al que te postulas.

 Estas son las habilidades comunicativas fundamentales para que de ahora en adelante puedas practicar la comunicación efectiva, ¿has tomado notas? Es importante que entiendas que con práctica constante vas a poder convertir cada una de estas habilidades en una fortaleza.

¡Visita nuestro blog y descubre los mejores consejos para tu desarrollo profesional! 

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

Conclusiones

Bibliografía

Suscríbete a nuestro newsletter

Keep learning

Newsletter
Get great insight from our expert team.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
By signing up you agree to our Terms & Conditions