May 19, 2022

¿Qué es un objetivo profesional y por qué es importante identificarlo?

Aprende qué es un objetivo profesional y por qué es importante que lo redactes en tu curriculum vitae. Además, conoce qué debes incluir en esa sección y qué debes descartar para que no pierdas la atención del reclutador.

Introducción

Cuando pensamos cómo hacer un currículum solemos enfocarnos en los datos personales, la formación académica, los años de experiencia y los cursos o talleres que hacemos durante nuestra trayectoria. Sin embargo, es importante no olvidar una sección cada vez más relevante en el proceso de selección: el objetivo profesional.

Veamos a continuación por qué este dato es tomado en cuenta por muchas empresas para poder avanzar en la fase de reclutamiento, qué elementos debes considerar antes de redactarlo, los pasos a seguir una vez tengas claro qué quieres proyectar y cómo te visualizas en la vacante que deseas ocupar. 

¿Qué es un objetivo profesional?

El objetivo profesional es un texto breve, no mayor de cinco líneas, en el cual explicas las metas que quieres lograr dentro de una empresa, tus expectativas laborales y las razones por las cuales deberías ser contratado. 

Para redactar el objetivo profesional es importante el autoconocimiento, así podrás saber cuáles son tus habilidades, competencias, valores, intereses e, incluso, tus características personales, para luego identificar los puestos de trabajo que tengan más relación contigo. 

Este párrafo sobre tu perfil profesional debe ir al principio de tu curriculum vitae, después tus datos personales e información de contacto.

¿Por qué es importante tener un objetivo profesional?

El objetivo profesional sirve de guía tanto para el reclutador como para quien redacta el currículo y está buscando un nuevo empleo. 

En el caso del empleador, ese texto le dará una idea sobre quién eres, lo que quieres o puedes aportar a la empresa y si cumples con el perfil o no de la vacante. En tu caso, significa que eres consciente de hacia dónde vas, a dónde quieres llegar (objetivos medibles) y lo que puedes dar a una empresa u organización.

Conocer cada uno de esos aspectos te ayudará a identificar cuáles puestos de trabajo puedes solicitar y desempeñar, así como también qué deberías mejorar. Además, una vez lo desarrolles en tu curriculum vitae y lo envíes a las empresas seleccionadas, estas podrán saber quién eres y cuáles son los valores que les ofrecerás como profesional. 

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

¿Qué debes considerar antes de redactar tu objetivo profesional en tu curriculum vitae?

Es importante que, previo a la redacción del objetivo profesional en tu currículo, investigues sobre los puestos de trabajo que más te gusten y se adapten al crecimiento que quieres lograr.

Durante este proceso es preferible que cumplas con las siguientes recomendaciones:

a. Identifica a toda empresa que se adapte a tus habilidades e intereses

Escoge aquellas compañías acordes con tus características personales y valores profesionales. Esto es muy importante porque no puedes, ni debes, tomar en consideración aquellas ofertas de empleo de empresas que no sean compatibles contigo y tus expectativas.

Las características personales son aquellos rasgos de personalidad que favorecen el ejercicio de una profesión. Si la compañía necesita trabajadores que contribuyan con el mantenimiento de un buen ambiente laboral, capaces de solucionar problemas y productivos, buscará a alguien proactivo, honesto, responsable y optimista. 

Algunas características personales son: honesto, racional, perseverante, sociable, competitivo, creativo, ambicioso, leal, optimista, amable, reflexivo y comprensivo.

Entre tanto, los valores profesionales incluyen todos aquellos aspectos que son significativos para uno mismo.

Entre los valores profesionales relacionados con la creatividad y el desarrollo profesional se encuentran la responsabilidad, el prestigio y la independencia. Como valores profesionales que tienen que ver con el trabajo y sus características están la flexibilidad horaria, el trabajo rutinario y el trabajo en equipo. 

Los valores relacionados con la empresa son la remuneración económica, la identificación con los valores de la organización y el reconocimiento del rendimiento. Finalmente, tenemos los valores profesionales que tienen que ver con el ambiente y la gestión del lugar de trabajo: la estabilidad laboral, un buen ambiente de trabajo y una buena dirección.

b. Determina cuáles son las responsabilidades del trabajo

Es necesario que tengas la información completa de las tareas y obligaciones de ese empleo, así como las exigencias del cargo en cuanto a competencias, conocimientos y experiencia laboral.

Cuando hablamos de competencias, nos referimos a las capacidades y habilidades que tienes o que puedes haber adquirido durante tu experiencia profesional, tus estudios y las actividades no formales que has realizado. 

Entre esas competencias están: habilidades para la gestión, la comunicación, toma de decisiones, trabajo en equipo, capacidades administrativas y financieras, habilidades sociales, creativas o técnicas; idiomas, capacidad de anticipación y resolución de problemas, orientación al logro y especialización, conocimiento de las tecnologías de información y comunicación (TIC), entre otras. 

Incluir estas habilidades en tu currículo es positivo y es muy importante que también las menciones en caso de que finalmente se concrete una entrevista de trabajo

c. Conoce qué ofrece la vacante

Debes tener en cuenta cuáles son las condiciones laborales en general, la propuesta salarial, las oportunidades de desarrollo profesional y si existe la posibilidad de tener formación continua para crecer en tu carrera profesional. 

Además, te ayudará saber cuántas vacantes de ese puesto existen en el mercado laboral y el nivel de competencia; es decir, cuántos candidatos pueden optar el mismo puesto de trabajo. 

d. Considera la experiencia laboral que se requiere

En este punto es importante tanto tu formación académica, como la experiencia profesional. Las empresas suelen incluir en las ofertas de empleo los años de trabajo que esperan que la persona tenga en el área y los conocimientos necesarios para poder asumir las responsabilidades del cargo.

e. Ten en cuenta las palabras claves del puesto que deseas ocupar

En la primera fase del proceso de selección, los reclutadores de una empresa buscan en los currículos las palabras clave que se especificaron en la descripción del puesto al momento de publicar la oferta de trabajo en Linkedin u otra plataforma. 

Debes estar atento para que definas tu objetivo profesional con los mismos términos que usan las empresas. Por ejemplo, hay casos en los que solicitan «community manager», en vez de «experto en redes sociales». 

Seis pasos para redactar tu objetivo profesional en tu curriculum vitae

Es momento de comenzar a redactar tus objetivos profesionales en tu CV. Sigue estos pasos y verás que tu propósito sobresale con relación al resto de los postulados: 

a. Personaliza el objetivo según la vacante

Cuando estamos en la búsqueda de empleo, es importante que nuestra carta de presentación se adapte a la vacante y empresa a la cual te postulas. No es correcto que uses el mismo CV para todas por igual. 

Conoce el trabajo que ofrecen y enfócate en resaltar las competencias y los años de experiencia afines. Señala cuál es tu objetivo laboral, de acuerdo con lo que la empresa está buscando, para que recursos humanos pueda determinar si tu propósito es acorde con la vacante.

b. Inicia con estas palabras

Contribuir, aportar, realizar, colaborar y cooperar son algunas de las palabras que puedes utilizar para presentar tu objetivo profesional. 

Es importante que no utilices frases trilladas como «aplicar mis conocimientos», «mejorar el funcionamiento de una compañía» o «aprender más» porque perderás la atención del reclutador. 

c. Presenta el valor que tienes para beneficiar a la empresa

Ve más allá de describir qué esperas de la empresa y la oferta de empleo. Explica brevemente cómo los conocimientos adquiridos durante tu desarrollo profesional pueden ayudar al crecimiento de la empresa a corto, medio plazo e, incluso, a largo plazo.

Si tienes más experiencia, también puedes optar por presentar un perfil profesional, es decir, una breve descripción de tu identidad profesional y tus áreas de interés. 

d. Sé breve

El objetivo laboral no debe pasar de un par de enunciados, así que puedes dedicar ese espacio a exponer tres elementos claves: tu interés en la vacante, tus logros profesionales y los conocimientos adquiridos que pueden ser de utilidad para el puesto. En esta última parte destaca tus puntos fuertes.

e. No te centres en ti

Sí, debes mencionar tus logros y expectativas profesionales, pero a la empresa también le interesa saber qué vas a aportar, no solo lo que deseas para ti. Evita parecer arrogante al momento de redactar tu objetivo profesional en tu CV.

f. Algunos ejemplos para que te guíes

A continuación te presentamos algunos ejemplos de objetivos profesionales que puedes adaptar a tu CV:

  • Mi meta profesional es liderar un equipo de trabajo que contribuya con el aprendizaje colectivo y el desarrollo profesional y personal de todos los integrantes, a medida que ayudamos con el crecimiento de la empresa.
  • Contribuir con el logro de los objetivos de la empresa a partir del cumplimiento de mis funciones y las responsabilidades a mi cargo. En paralelo, tener la oportunidad, en el corto plazo, de crecer y desarrollarme como un profesional exitoso. 
  • Soy un profesional que trabaja en función de metas fijadas y el logro de resultados. Me gusta potenciar la productividad de mi equipo de trabajo con técnicas innovadoras que faciliten la consecución de los objetivos de la compañía. 
  • Mi objetivo profesional a corto plazo es utilizar mis conocimientos y habilidades para apoyar en el crecimiento de la empresa, a partir del uso de herramientas tecnológicas fundamentales en el mercado laboral actual.
  • Consolidarme en una empresa que brinde estabilidad laboral, en la cual pueda poner en práctica los conocimientos adquiridos durante mi trayectoria profesional y fomentar el trabajo en equipo con el objetivo de alcanzar las metas de la compañía. 
  • Formar parte de un equipo de trabajo que permita la consolidación profesional y el desarrollo personal, en una empresa donde los logros y el desempeño sean reconocidos.
  • Soy un profesional con una capacidad de análisis enfocada en encontrar las debilidades que afectan el crecimiento de la empresa, para convertirlas en oportunidades.
  • Diseñador gráfico especializado en publicidad, creativo, que trabaja en función del desarrollo de una marca, identidad corporativa y branding. Tengo la capacidad de trabajar bajo presión, pero sin afectar la calidad del producto. 
  • Mi objetivo a largo plazo es potenciar mis habilidades profesionales y dominar el idioma inglés para convertirme en representante de una organización en el extranjero.

Con estos ejemplos de objetivos profesionales puedes tener idea de cuál es la mejor manera de presentar tu perfil y mostrar al departamento de Recursos Humanos tus metas tanto a corto plazo como en tu futuro profesional.

En Not Boring Jobs tienes un espacio en el cual podrás conseguir los consejos y guías para que destaques en todo el proceso que debes vivir en el mundo laboral. ¡Visita nuestro blog y descubre las herramientas que te ayudarán a conquistar los objetivos que te propongas! 

Conclusiones

Bibliografía

Suscríbete a nuestro newsletter

Keep learning

Newsletter
Get great insight from our expert team.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
By signing up you agree to our Terms & Conditions