Jun 23, 2022

Elevator pitch: qué es y 6 pasos para crear el tuyo

¿Quieres despertar el interés de las personas a las que te diriges? Entonces, no te puedes perder todo acerca del elevator pitch, aquí te decimos cómo hacer el tuyo.

Introducción

Un buen elevator pitch, sin duda, puede cambiarlo todo. Y es que, cuando queremos convencer y sorprender a alguien, intentamos en todo momento dejar una imagen positiva. Recuerda que solo tenemos una oportunidad para crear la primera buena impresión.

Pero… ¿Cómo lo logramos? ¿Qué debemos hacer para pasar esa primera prueba de fuego y lograr la atención de nuestros oyentes?

Si quieres obtener las respuestas a todas estas preguntas, quédate leyendo hasta el final. Hoy, en Not Boring Jobs, te contamos todo acerca del elevator pitch y cómo puedes hacer uno para que convenzas a todos tus prospectos. Prepárate para tu discurso estelar, ponte cómodo y, sin más preámbulos, ¡comencemos!

¿Qué es un elevator pitch?

El elevator pitch es un discurso rápido y conciso que suele durar entre 45 segundos y un minuto. Por esta razón, también se le llama discurso del ascensor, ya que realmente es similar a un encuentro en un elevador, donde tienes pocos segundos para entablar una conversación y sorprender a alguien. 

Este discurso tiene la finalidad de suscitar el interés de un público, generalmente ejecutivo, en una idea o proyecto en ciernes.

Es una derivación del clásico discurso persuasivo, pero en este se procura transmitir una idea de forma clara, breve y concisa, debido a lo vertiginoso e inmediato que suele ser el ecosistema empresarial.

El enfoque es distinto al de un discurso para una entrevista de trabajo. Pese a la brevedad, es necesario cautivar a los oyentes, por lo que el locutor debe hacer un esfuerzo por transmitir su pasión por el proyecto en un tramo corto de tiempo.

Para hacer un buen elevator speech no se debe hacer una descripción detallada del proyecto sin apelar a los argumentos más atractivos del mismo, en aras de conseguir acciones concretas de parte de potenciales clientes, anunciantes, un posible inversor o, incluso, medios de comunicación.

En este corto periodo de tiempo debes estar consciente de qué es lo que le ofreces a tus oyentes en frases cortas. Recuerda que, es muy probable que las personas a las que te dirijas tengan muy poco tiempo para escucharte, entonces tendrás que hacer énfasis en tu propuesta de valor. 

Normalmente, se utiliza el elevator pitch para presentar una idea de negocio. El objetivo es lograr una reunión posterior con los posibles clientes o interesados en el nuevo negocio, una vez que ya se haya conocido la propuesta de valor.

En el mundo de los negocios, este discurso es muy empleado por las empresas como herramienta estratégica para crear nuevos acuerdos y oportunidades en el mercado. Ha tomado tanta relevancia en los últimos años, que incluso la Escuela de Negocios de Harvard Business School ha dado algunos consejos para realizar un buen elevator pitch.

Pero el elevator pitch no se usa solo en el mundo de los negocios, también lo puedes usar para presentarte a ti mismo y dar alguna información personal en los famosos networking events o, en español, los eventos para hacer una red de contactos. Aunque es más recomendable en el ámbito de los negocios, también se puede dar el caso de adaptarlo para otros usos.

¿Cuáles son las claves de un buen elevator pitch?

Imagínate que te encuentras a tu futuro inversor en un ascensor: ¿Qué le dirías para convencerlo de tu proyecto? ¿Cuáles serían los puntos más importantes? ¿Qué puedes dejar para la próxima reunión? No te asustes, existen varios puntos clave al momento de hacer un buen elevator pitch. Al tener tan poco tiempo, las posibilidades se reducen y esos pocos segundos serán tu tarjeta de presentación, así que ¡úsalos bien! En primer lugar, debes estar seguro de lo que vas a hablar y, para ello, es importante que practiques en voz alta previamente el discurso.

Luego, en el momento, debes transmitir un mensaje directo y realista sobre cómo tu proyecto va a marcar una diferencia determinada en un mercado. Aunque no será igual que un discurso de ventas, si debes hablar con pasión y convencer a los prospectos en poco tiempo.

Procura utilizar pocas palabras, estructuras sencillas, un lenguaje ágil y fluido y un tono persuasivo.

Es fundamental la capacidad de resumir la descripción de tu proyecto en ideas esenciales y organizarlas de manera atractiva y jerarquizada.

Las 5 características que deben estar presentes en un elevator pitch son:

  • Creatividad
  • Asertividad
  • Capacidad de síntesis
  • Conocimiento del público
  • Anticipación a posibles dudas

Luego de que organices estas ideas, prepara tu discurso y subraya las frases más relevantes. Lo ideal no es que te lo aprendas de memoria, pero sí que recuerdes la propuesta de valor y los puntos clave que ayudarán a convencer a los prospectos de tu idea de negocios.

Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

6 pasos para elaborar un elevator pitch efectivo

Parece difícil lograr un buen discurso, pero ¡no te preocupes! En Not Boring Jobs, te diremos de una forma sencilla cómo debes hacerlo. Para desarrollar satisfactoriamente un buen ejemplo de elevator pitch, debes elaborar un guion de esta manera:

1. Preséntate como líder del proyecto de manera rápida y concisa y luego presenta tu producto o servicio sin vueltas ni rodeos. Luego de este primer paso, plantea brevemente el problema o necesidad a la que darán solución.

2. Posterior a tu discurso de presentación, explica que no quieres llegar a todo el mundo, sino a un grupo específico y descríbelo brevemente. Es importante que hagas énfasis en quién es tu buyer persona. Si llegas al público objetivo adecuado, te ahorrarás un montón de recursos y, por supuesto, tiempo en las personas equivocadas que muy probablemente no le interesen tu producto o servicio.

3. Menciona cómo actúa tu competencia y cómo piensas superar o diferenciarte de lo que ofrecen. Este representa un punto clave si no quieres ser parte del montón. Aquí debes enfocarte en la propuesta de valor y en el elemento diferenciador que hará que tu producto sea una buena posible inversión.

4. Esta es la parte más crucial. Si lo has hecho bien, ya tendrás la atención total de tus oyentes, por lo que es momento de hablar de explicar cómo funciona tu proyecto y resaltar los argumentos más atractivos. Recuerda que tienes poco tiempo, así que no te extiendas tanto, los detalles menos importantes los puedes dejar para la segunda reunión. Es fundamental que menciones cómo funciona tu producto y qué soluciones les puedes brindar con él. 

5. A estas alturas, tus oyentes se preguntarán cómo planeas conseguir lo que planteas, por lo que debes explicarles lo que piensas ofrecer

6. Dale un buen cierre a tu discurso reafirmando el valor de la propuesta y lo que la hace diferente dentro del mercado al que apuntas. Es un buen momento para resaltar los puntos más importantes. De esta forma, tus oyentes recordarán cuál ha sido tu propuesta. 

Por último, mantente siempre auténtico y seguro de todo lo que estás diciendo, transmíteles esa sensación a los oyentes. Recuerda que por muy bueno que pueda estar tu discurso, si no tienes un buen lenguaje corporal, no servirá de nada.

Por último, cuida el tono de voz, que no sea ni muy alto ni muy bajo. Para ello, es valioso que practiques el discurso previamente, e incluso, si es posible, en frente de algún amigo o familiar. De esta manera, ellos podrán notar si tu tono de voz es el adecuado y si estás teniendo una buena postura y lenguaje corporal.

Buenas y malas prácticas en un elevator pitch

Estas son algunas buenas prácticas y formas de comportarse durante un elevator pitch:

  • Cuida tu postura y tu lenguaje corporal. Recuerda que la comunicación no verbal también es valiosa, a veces, una mirada dice más que mil palabras.
  • Intenta conectar con las emociones y la empatía de tus oyentes. Este punto será clave para empatizar con tus posibles inversores.
  • Prepárate para responder las preguntas que puedan hacerte. Este factor será crucial porque no te puedes dar el lujo de no preparar bien buenas respuestas que confirmen que tu producto o servicio es el ideal. 
  • Practica tu discurso y, si puedes, utiliza un cronómetro. Esto con el fin de que midas bien tu tiempo y no te pases del minuto máximo que debería durar el discurso.
  • Sé conciso, breve y expresa las ideas de una forma clara de entender. No emplees tantos tecnicismos en este discurso, déjalos para la siguiente reunión.
  • Sé natural y auténtico, la idea es que ensayes el discurso, pero que tampoco te veas como un robot. ¡Muestra tu esencia! Por último, deja los nervios. Si te pones muy nervioso se verá reflejado en tu lenguaje corporal y no vas a demostrar seguridad en lo que estás diciendo.

También debes estar atento para no incurrir en alguna de estas prácticas, pues pueden restarle efectividad a tu discurso:

  • No hables demasiado de ti, el protagonista es tu objetivo, el proyecto. Además, recuerda que tienes poco tiempo, aprovéchalo bien.
  • Evita que queden dudas sobre el propósito principal de tu mensaje. La mejor forma es utilizar palabras sencillas que sean fáciles de entender para los oyentes.
  • No aparentes desinterés o poca naturalidad. Muéstrate siempre atento a cualquier cosa que te digan e intenta ser tú mismo.
  • No tengas malos modales durante la conversación. Puede sonar obvio, pero no lo es. Intenta no ver el teléfono, ni el reloj, ni mucho menos voltees para los lados, sobre todo si esa persona te está hablando. A algunos les puede resultar muy grosero. Recuerda que las normas del buen hablante y el buen oyente son básicas para que cualquier conversación sea exitosa. 
  • No muestres inseguridad, debes estar convencido de que tu proyecto puede ser una excelente solución para los prospectos. Para ello, debes estar preparado para posibles dudas sobre el proyecto que te harán después de escucharte. Lo mejor es que te prepares bien para que respondas con firmeza y seriedad.
  • No te pases del tiempo estipulado. Suena un poco difícil, pero es importante que no abuses de tus oyentes y puedas exponer todos los puntos importantes de forma rápida y sin tantos titubeos.
  • No termines tu discurso sin incluir uno o dos ejemplos. Todo con ejemplos se entienden mejor, son claves para despejar posibles dudas y dejar más clara la información. 

Aquí tienes algunos puntos clave para elaborar de la mejor manera tu elevator pitch. Aunque pueda sonar complicado al principio, por el poco tiempo que tienes para dar el discurso, estamos seguros de que, con estos consejos, y un poco de práctica, lograrás sorprender a tus prospectos con tu maravillosa idea de negocios. Recuerda que en Not Boring Jobs tenemos muchos temas exclusivos para ti, sobre todo lo que mueve el mundo laboral en la actualidad.

Si te interesa descubrir más consejos y herramientas para mejorar tu discurso, ingresa a nuestro blog para más contenido sobre cómo enfocar tu vida laboral. No te pierdas las nuevas tendencias en esta área, ¡te esperamos!

Conclusiones

Bibliografía

Suscríbete a nuestro newsletter

Keep learning

Newsletter
Get great insight from our expert team.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
By signing up you agree to our Terms & Conditions