Feb 19, 2022

¿Qué es y cómo crear una marca personal exitosa?

Descubre qué es una marca personal, estrategias para desarrollar una buena marca personal y pasos para ser exitoso en ello.

Cada vez las nuevas tecnologías y las redes sociales van ganando más terreno dentro de nuestras vidas. Mostrar nuestra mejor imagen en el plano virtual se ha vuelto un hábito más que recomendable, ya sea para conseguir más y mejores oportunidades para tu carrera profesional, cultivar tus relaciones con los demás, entre otras situaciones.

Diferenciarte es la clave para alcanzar el mayor éxito profesional. Por ello, hoy te presentamos el concepto de marca personal, la importancia de trabajar sobre tu imagen en redes sociales y cómo construir un criterio que guíe el mensaje que das a terceros a través de las herramientas que te ofrece el mundo digital en la actualidad. 

¿Qué es marca personal?

El término nace en 1997, de la mano del escritor estadounidense Tom Peters. Este mencionó en una de sus obras la importancia de dejar huella en la mente de otros para, así, construir una marca dentro del mundo empresarial.

Tal concepto fue ampliado por Andrés Pérez Ortega, también autor de bibliografía referente al tema de personal branding, quien puntualizó que el objetivo de construir una marca personal es volverse la opción preferida en un proceso de selección,  para diferenciarse de otros profesionales del mismo campo.

¿Por qué potenciar tu marca personal? 

Al contar tu historia y compartir retazos de tu vida constantemente a través de tus redes sociales, verás que cada vez más personas te seguirán y conectarán con tu contenido, compartiéndolo. 

Algunos te amarán y otros te odiarán; pero, eventualmente, se formará una comunidad de personas que se identificará con tu imagen, que pensará como tú y que valorará tus habilidades.

Es simple. Tener a un grupo de personas que te considera el mejor en tu área y esté atento a tus canales de comunicación es la mejor manera de procurar que lo que ofrezcas, siempre tenga público que lo consuma.

Elementos clave de una marca personal

Distinguir tu marca personal es indispensable para destacar en cualquier industria. Por ello es importante que conozcas los tres elementos clave que la conforman:

  1. Pasión: transmitir esto en cada audio o video que publiques es esencial. El entusiasmo es una energía contagiosa y suele ser un elemento clave para atraer nuevos seguidores. Además, es una excelente herramienta para cerrar un negocio.

  2. Coherencia: lo que digas siempre debe ser respaldado por lo que hagas. Todas tus acciones tienen relevancia tanto en tus redes como en la vida real, ya que tu marca personal se refleja en cada cosa que haces. Cuando te expresas en cualquier entorno, también incluyes la imagen que proyectas y no solo nos referimos a lo que dices, pues los actos a veces valen más que las palabras. Si te describes de una manera, debes actuar de esa manera.
  1. Actitud: ¡conócete! No es solo lo que dices y lo que haces, también debes tener en cuenta cómo lo dices y cómo lo haces. Un mensaje no es el mismo transmitido alegremente que con tristeza.

Beneficios de desarrollar una marca personal

Para sobrevivir al apremiante entorno profesional, el trabajador de hoy y de mañana debe prepararse para vender sus habilidades y también su imagen profesional. Ahora bien, si aún necesitas razones para mejorar tu marca personal, te mostramos algunas ventajas derivadas de una fuerte imagen de marca.

  • Diferenciación: el valor de tu imagen proviene de aquello que ofreces y es diferente a lo que ofrecen los demás. Una vez logras una buena marca personal y logras diferenciarte, dejas de formar parte de la rebosante oferta de todo mercado y pasas a integrar la demanda, lo cual te asegura el éxito de tu negocio.
  • Posicionamiento como líder en un nicho: cuando logras imprimir un gran nivel profesional en tu imagen, las personas empiezan a confiar en lo que ofreces. Es importante apuntar a un nicho de mercado para saber en dónde invertir todos tus recursos. La confianza de los consumidores en tu producto es garantía de que tal esfuerzo será recompensado.
  • Reconocimiento que favorece la captación de clientes: te convertirás en un referente de tu comunidad, tanto online como offline. El proceso de captación de nuevos clientes será cada vez más sencillo, pues verte en persona se volverá toda una experiencia, lo cual hará que, por ejemplo, seas invitado a eventos en los que encontrarás muchos clientes potenciales.
  • Visibilidad y credibilidad: al afrontar una estrategia de marketing personal, te volverás más accesible para el público online. Las personas podrán encontrarte con una simple búsqueda en Google. Si conectas con tu público a través de tu autenticidad y el valor que te hace diferente, crearás confianza y tus mensajes serán más creíbles
  • Amplía tu red de contactos: a medida que crezca tu marca personal, se acercarán a ti más personas dentro de la industria, así como clientes  existentes y potenciales, los cuales se sentirán atraídos por tu reputación. Esto será fundamental para acometer la expansión de tu negocio.
  • Eleva el valor de tus productos o servicios: cuando las personas te estimen y crean en tu juicio, te será más fácil vender tus productos, atraer clientes a tu sitio web o, por ejemplo, aumentar la audiencia de tu podcast o conseguir más participación en tus webinars.
Suscríbete para recibir nuestros próximos artículos

10 pasos para crear una marca personal exitosa

Hay muchas vías para encarar una estrategia de personal branding. Sin embargo, existen algunas reglas que deben cumplirse en cada caso para lograr que este proceso de sus frutos:

  1. Define tu público objetivo: elabora un buyer persona con características bien definidas y una función especial en tus grupos de consumidores. Con esto, procura que las acciones relacionadas con tu marca personal se dirijan a las personas correctas.
  2. Establece tus objetivos de marca: debes enfocarte en qué tipo de empresa quieres tener, si quieres conseguir más clientes, grandes colaboraciones o edificar una industria de renombre. Medita las posibilidades de alcanzar estas metas en el corto, mediano o largo plazo.
  3. Crea tu identidad de marca: las primeras impresiones influyen directamente en la intención de compra de tus posibles clientes, así que invierte en la estética de tu marca. Puedes empezar eligiendo un nombre fácil de pronunciar y de recordar, y diseñando una imagen corporativa que represente los valores y características que quieres transmitir.
  4. Elige el tono de comunicación y el mensaje: te sugerimos cuidar las formas de comunicarte con tus clientes. Dependiendo de la naturaleza de tu empresa y de los objetivos planteados puedes optar por dirigirte a tu público con un tono serio, alegre, juvenil, o el que consideres necesario. Cada uno generará una percepción distinta de tu marca.
  5. Crea una estrategia de contenidos: trata de que todas tus publicaciones tengan contenido valioso y útil para tu audiencia. Investiga constantemente las tendencias de tu nicho de mercado, usa herramientas de SEO (Search Engine Optimization) para generar más tráfico en tus publicaciones y trata de ofrecer contenido en varios formatos (podcast, cursos, infografías, entre otros).
  6. Busca mentores: el éxito no suele llegar por solo por el esfuerzo individual, toda persona exitosa fue apoyada por otras que aportaron su experiencia. Convertirte en un referente de algún campo profesional es un desafío y, por ello, necesitarás que las grandes figuras de la industria reconozcan tu potencial y te ayuden a llegar al tope de tu nicho.
  7. Crea tu sitio web: no solo debes cuidar la calidad de tu contenido, sino la frecuencia con la cual lo publicas. Diseñar tu propio blog puede ser un buen canal para empezar a compartir propuestas con tu nombre en línea.
  8. Construye una comunidad: no sirve que las personas te sigan, deben conectar con tus valores y sentirse similares a ti. Tus seguidores deben conseguir en tus canales un espacio en el cual comparten con gente parecida a ellos y en el que pueden sentirse parte de un colectivo unido por el gusto a lo que ofreces.
  9. Cuidar tu reputación en línea: muchos expertos temen que su exposición en redes sociales afecte la imagen de su empresa; por eso, además de estar siempre presente, una de tus obligaciones debe ser ofrecer siempre contenido de interés y relevancia y propuestas atractivas. También debes estar listo para gestionar una crisis que pueda repercutir negativamente en tu imagen o la de tu empresa, pues ambas están conectadas.
  10. Añade valor constantemente a tu marca: cuando tengas planificado todo, desde tu imagen y objetivos hasta tus canales y comunidad, debes avanzar para no estancarte. Pon en marcha nuevas ideas, escucha el feedback de tu audiencia y trata de darles lo que quieren y vende maneras de mejorar su vida.

Estrategias para dar a conocer tu marca personal

Una marca personal será tan fuerte como bueno sea el acercamiento de quien representa. Es por eso que te recomendamos aplicar las siguientes estrategias para proyectar una imagen corporativa sólida:

  • Establecer un plan de marketing personal: se trata de crear un impacto positivo en aquellos que consumen tu contenido. En vez de enfocarte en arrollar a tu competencia, mantén una actitud positiva e intenta siempre ayudar a otros creadores de contenido para hacer crecer tu propia comunidad de forma sana y natural.
  • Aplicar técnicas de SEO: para volverte una autoridad en el internet y redes sociales, debes utilizar estas herramientas. Estas estrategias gratuitas comprenden optimizar tu marca personal en buscadores y adaptar técnicas web para dar una imagen más profesional. Siempre será beneficioso para tu empresa tener alusiones a la misma en tu perfil de Twitter o LinkedIn y que tus publicaciones tengan títulos, links internos y externos y hashtags que sean atractivos para el algoritmo de Google y otros buscadores.
  • Mostrarse genuino: es sencillo identificar una marca que no es original y eso influye negativamente en su audiencia. Muchos expertos, como la influencer, Monica Lin, concuerdan en que dejar en claro que tu marca no se copia de otra es la mejor manera de gestionar un plan de contenido diariamente.
  • Contar una historia: no solo deambules por las redes sociales hablando de tu marca, intenta que cada publicación tenga como hilo conductor una narrativa propia que ayude a que tu audiencia conecte con tu mensaje.
  • Realizar networking: no abandones la parte «social» de las redes. Mantente alerta y en la búsqueda constante de nuevos contactos que te ayuden a crear nuevas oportunidades para tu empresa.
  • Medir tus resultados: en toda empresa fijar unos objetivos claros y realistas es tan importante como velar por su cumplimiento, pero hay que monitorearlo en todo momento. Esto para evitar la obligación de hacer cambios y ajustes en la estrategia.
  • Ser consistente: insistir en publicar contenido sobre un tópico determinado hará más probable que tu audiencia se acostumbre a verte expresarte sobre eso y te hará una fuente confiable de información referente a dicho tema.

Errores que debes evitar

Si ya estás enfocado en elaborar tu propia marca personal, es fundamental que te alejes de estas prácticas incorrectas que serán contraproducentes para tu estrategia.

  • No tomártelo en serio: si no analizas resultados o no eres dedicado con la planificación y gestión de tus objetivos, estarás avanzando a ciegas en tu propósito. Debes plantear metas alcanzables y medibles y procura monitorearlas constantemente para saber qué corregir sobre la marcha.
  • No ser tú mismo: tu audiencia identificará cuando estés forzando tu personalidad o intentes imitar a alguien más y esto ocasionará problemas para tu marca. Muéstrate tal como eres, y no incurras en este error, pues es difícil de justificar y, a la larga, difícil de corregir.
  • No conocer a tu buyer persona: apuntar al público equivocado hará que tus mensajes no sean escuchados o que no sean entendidos. Más allá de definir tu audiencia, debes escucharla y saber satisfacer sus necesidades de contenido.
  • No tener una buena estrategia: los objetivos representan la meta y la estrategia es el vehículo para llegar a ella. Evita a toda costa la improvisación y la aleatoriedad en tus resultados. Tienes que controlar o, al menos, contemplar cada aspecto y cada factor que pueda influir en la percepción que tenga tu audiencia sobre ti o tu empresa.
  • Descuidar tus canales: no optimizar tus perfiles con la nueva tecnología, no saber convivir con otros creadores de contenido en determinados entornos virtuales o estancarse y no renovar tus propuestas es un camino directo al fracaso de tu estrategia de marca personal.

También es aconsejable que tomes el ejemplo de personas que hayan logrado la trascendencia de su imagen como figuras públicas para inspirarte en la persecución de una marca personal fuerte.

Ejemplos destacados de marca personal

Aquí algunos ejemplos de personas que lograron canalizar su imagen para crear una marca personal reconocida en todo el mundo:

  • Oprah Winfrey: Es bien sabido que Oprah no llegó a su posición de la noche a la mañana. La célebre presentadora estadounidense cambió múltiples veces su estilo cuando aún dirigía un pequeño show en su ámbito local. Fue a través del esfuerzo constante y la definición de una estrategia sólida que logró convertirse en una de las marcas con más influencia en el mundo.
  • Mark Zuckerberg: el CEO de Facebook, dueño de Instagram y WhatsApp, tampoco fue la excepción de la regla. El millonario más joven del mundo, en su momento, empezó como cualquier programador con grandes aspiraciones y, a través de convicción y decisiones arriesgadas, logró edificar su imperio. Sin duda, es una de las mayores inspiraciones para los jóvenes soñadores de hoy en día, y un ejemplo constante de innovación, debido a la gestión de todas las plataformas que hoy lidera.
  • Elon Musk: para muchos es el Leonardo da Vinci contemporáneo. El multimillonario sudafricano, CEO de Tesla, SpaceX y demás compañías, es un nombre conocido hasta para aquellos que no cuentan con un gran interés en la tecnología. Hablamos de una figura tan renombrada como controvertida, ha sido objeto de múltiples críticas en los últimos años debido a gastos exorbitantes, sin motivos aparentes, y por enviar un automóvil eléctrico al espacio como medida publicitaria. Pese a lo que para algunos son excentricidades, lo que no se puede objetar es que se trata de un nombre que siempre es asociado al éxito empresarial.
  • Tony Robbins: se trata de otra figura polarizante. Muchos lo aman y muchos lo odian, pero pocos no conocen a este energético escritor y gurú estadounidense de la auto superación. En la década de los 90 se hizo notorio por sus ostentosas apariciones públicas frente a miles de fanáticos, en las cuales no solía escatimar en gritos eufóricos o maromas sensacionales como caminar sobre carbones ardiendo. Lo cierto es que su imagen fue evolucionando hacia lo que es hoy:  un acercamiento más refinado y elegante a la auto superación. En su sitio web oficial promociona sus obras.
  • Martha Stewart: su marca personal alude a la alta cocina, la decoración de interiores y a la jardinería profesional. La empresaria y presentadora de televisión estadounidense es sinónimo de variedad y es una pionera en el mundo de los promotores de estilos de vida. Su presencia en redes sociales es su mayor fortaleza. En su sitio web está de manifiesto su estrategia de marketing basada en la consistencia y la renovación constante de contenido. En él puedes encontrar desde una receta de cocina sencilla hasta ideas de entretenimiento impregnadas de sus valores y creencias.
  • Richard Branson: su imagen para siempre estará ligada al desarrollo y a la paz, merced a su participación en la iniciativa The Elders, que reunió a distintas personalidades influyentes de principios de este siglo para invertir en pro del desarrollo de sociedades desfavorecidas. Pese a su faceta de filántropo, su fama se la ganó por su éxito como empresario, fundando Virgin Galactic, entre otras más de 100 empresas. Una de las claves de su éxito fue siempre mostrarse como un empresario «rebelde», apariencia que sustentó con atrevidas estrategias publicitarias a lo largo de su trayectoria. Esto puede verse reflejado en su sitio web.

Ahora te toca a ti aprovechar estas herramientas para hacer de tu marca personal la clave de tu éxito. Recuerda que las nuevas tecnologías están para ser utilizadas. Nunca subestimes el poder de las redes sociales ni el poder de influencia que tiene una autoridad en cualquier ámbito, ya sea para vender un producto o servicio o simplemente para hacer de su figura, una empresa.

Conclusiones

Bibliografía

Suscríbete a nuestro newsletter

Keep learning

Newsletter
Get great insight from our expert team.
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.
By signing up you agree to our Terms & Conditions